En los diferentes campos en los que podemos trabajar, las estadísticas son parte fundamental para reconocer el valor y la capacidad de tu trabajo o negocio. Sin embargo, no puedes limitar el resultado a una sola métrica, es necesario que analices varias estadísticas juntas para reconocer la verdadera competencia de tu trabajo, negocio o capacidad financiera. En consecuencia, este artículo te mostrará las diferentes métricas que deberías usar para examinar el verdadero desempeño y crecimiento de tu empresa.

Crecimiento de los ingresos

Una de las métricas más utilizadas por las empresas para tantear su desempeño financiero es el valor de los ingresos. Los ingresos resultan de la cantidad de ventas menos el valor de los productos o servicios que hayan sido devueltos o que no hayan podido ser entregados. Lo ideal para una empresa es tener un valor de ingresos que supere las expectativas, pero la métrica que es verdaderamente diciente es la que tiene relación con el crecimiento de esos ingresos año tras año. Procura no compararte con tus competidores, ya que debes tener en cuenta que sus condiciones no se asemejan completamente a las tuyas. Lo mejor de esta métrica es que compites contra ti mismo, te comparas año tras año y es ahí cuando ves un verdadero crecimiento.

Costos fijos promedio

Los costos fijos se refieren a aquellos importes que debes invertir independientemente de la cantidad de producto o servicio que vendas o incluso sin importar la cantidad de clientes que tengas. Nos referimos a los costos que no son cambiantes tales como el alquiler del sitio donde laboras, los servicios públicos, los alojamientos de sitios web, impuestos o seguros.

Para poder determinar cuánto tendrás que pagar por cada unidad de tu producto antes de registrar los costes variables para producirlo, debes calcular tu costo fijo promedio, éste se consigue dividiendo el costo fijo total por la totalidad de unidades producidas. Lo anterior te ayudará a determinar el nivel de impacto de sus costos fijos sobre el potencial de ganancias de su producto y lo que deberías gastar en costos variables para obtener una ganancia.

Coste variable promedio

Los costos variables son aquellos importes que cambian de manera proporcional con la cantidad de unidades que hagas de tu producto, tales como los salarios del personal, materiales, equipos de producción, comisiones por ventas, comisiones de tarjetas de crédito, socios de pago en línea o costos de empaquetado y envío. Puedes determinar la cantidad de costos variables que tu empresa tiene que pagar para producir cada unidad de tu producto calculando el costo variable promedio. Debes sumar cada uno de los costos variables totales únicos de tu producto y dividirlos por el número total de unidades de productos fabricados.

Proporción de margen de contribución

Puedes calcular el margen de contribución restando los costos variables demandados para producir una unidad del producto de los ingresos que éste generó. Está métrica te ayudará a determinar qué tan rentables son cada uno de tus productos, ya que los costos variables son influenciados por la cantidad de productos fabricados y los costos fijos están directamente relacionados con el funcionamiento de tu negocio.

Sin embargo, calcular cada uno de los índices de margen de contribución de su producto es la mejor forma de comprender el impacto individual en sus resultados finales. Lo anterior lo consigues restando los costos variables totales de cada producto de sus ingresos de ventas totales y dividiendo ese número por sus ingresos de ventas totales. El resultado que obtendrá de esta operación debe ser dado en porcentaje.

Punto de equilibrio

Esta métrica significa la cantidad de producto que debe vender para que su ingreso total sea igual a sus costos totales. Este punto debe ser muy tenido en cuenta, ya que representa la meta a la que debe llegar su empresa para que no pierdas dinero durante un periodo de tiempo específico y si supera el punto de equilibrio esperado en ese tiempo, significa que ya está obteniendo ganancias justo antes de lo supuesto. Así pues, debes sumar todos tus costos fijos y dividirlos por tu margen de contribución o la diferencia de tus ingresos por ventas totales y los costos variables totales para poder calcular tu punto de equilibrio.

Finalmente, queremos que sea comprendida la importancia de adoptar estas y otras métricas para reconocer el crecimiento y desempeño de tu negocio, también puedes calcular el costo de bienes vendidos y el margen de ganancia bruta. Procura usar todas estas estadísticas para obtener un resultado más objetivo del valor de tu empresa.

Si deseas conocer más estrategias de marketing digital, te invitamos a visitar y seguir de cerca la página de Shammah inbound