Si tu empresa desea atraer nuevo tráfico, captar más leads o vender más productos a sus clientes actuales, la herramienta funnel o embudo de conversión es lo ideal para ti.

Si deseas que los usuarios de tu página cumplan uno o más objetivos es importante que en tu estrategia digital incluyas un funnel de conversión como táctica para planificar estos pasos y lograr dichos objetivos.

¿Por qué usarla?

Con esta herramienta tendrás grandes beneficios, tales como conseguir que tu página web sea una máquina de conversiones, optimizando la captación y ventas online; podrás brindar descuentos exclusivos para los usuarios que en realidad estén interesados en tus productos; mejor compresión de las necesidades de tus clientes y la profundización de la relación que tienes con los mismos de manera personalizada; 

Otras ventajas son el alcance resultados más rápidos, ya que los pasos que den los usuarios para convertirse en leads serán más planificados, y por lo tanto, más reducidos; podrás equilibrar el marketing masivo para poder comunicarte con los clientes verdaderamente interesados en tus servicios o productos; finalmente, y teniendo en cuenta todos los beneficios anteriores, se enriquecerá la inversión en contenidos, publicidad, email marketing, relaciones públicas, entre otras.

¿Qué debo tener en cuenta para crear mi funnel de gran desempeño?

Existen varios elementos indispensables para poder crear tu funnel: un tráfico ya sea orgánico o pagado (con lo cual tendrás que hacer buenos contenidos o invertir en campañas publicitarias ya sea en redes sociales o en diferentes buscadores); una herramienta para configurar los emails de tu funnel; landing pages de información, captación, venta y pagos; herramientas para crear audiencias de facebook automatizadamente; instrumentos para vender online; herramientas para establecer el contenido; y finalmente técnicas adecuadas de escritura para los copys.

Tipos de funnels

  • Funnel para captación de leads: Se trata de convertir a un usuario de tu página en un cliente potencial adquiriendo sus datos personales a cambio de algún objeto que sea de su interés. Puede decir: suscríbete y descarga gratis nuestro curso inicial… Los pasos serían: 1. el usuario está en nuestra página, red social o blog; 2. landing de captación; 3. landing de gracias; y 4. le llega a su email el regalo que prometimos.
  • Funnel para cultivo de leads: Con este funnel mejoramos la relación con los clientes potenciales y los educamos antes de venderles como tal. Con este funnel nos damos cuenta si el usuario está realmente interesado, y en ese momento, pasamos a venderles. Así también evitamos algún tipo de desgaste por tratar de venderle a quienes no están interesados. Los pasos son: 1. Envío de un email con algún contenido educativo; y 2. Si el usuario hace clic para ver el contenido, se agrega su etiqueta a un tipo de base de datos porque está interesado. Puedes enviar la cantidad de mails como quieras para tener un cultivo de clientes más grande.

Puedes leer también: Adapta tu sitio web y genera más conversión.

  • Funnel de ventas online: Este funnel depende del anterior, es decir, se arranca sólo con los clientes potenciales que ya cultivaste anteriormente. De esta forma, será mucho más efectivo. 1. El cliente etiquetado en algún tema de su interés recibe un email de venta, pero ojo, lo más recomendable es enviarle algún descuento u oferta; 2 Si el cliente hace clic es porque está interesado y esto lo lleva a la página de ventas (Ahora bien, también se hace una especie de remarketing automático para aquellos usuarios que no hicieron clic, pero siguen siendo clientes potenciales); 3. Luego se lleva a la página de pagos (en este paso también se le agrega una etiqueta al usuario para reconocerlo como cliente del determinado producto); 4. y finalmente se envía un email con la bienvenida y la confirmación de la compra.

 

  • 4 funnels en uno: el mega funnel. Juntando los funnels anteriores y agregando detalles técnicos, tendremos una especie de funnel perfecto que llevará a un desconocido a ser un cliente repetitivo de nuestra empresa. Desde algún artículo en un blog o un post en redes sociales, se lleva al usuario a una landing de captación que luego lo llevará a una landing de agradecimiento. Con esta última landing se van agregando a las etiquetas necesarias y se llevan a un email de descarga. Si los usuarios muestran interés con este email se les agrega a una etiqueta especial que luego nos indicará a quienes se les debe enviar, luego de 4 días aproximadamente, algún contenido educativo por correo (empezamos con el cultivo).

Para los usuarios que hagan clic en el contenido, se les agrega a alguna etiqueta de interés de la temática y se espera 5 días aproximadamente para enviar otro correo con un PDF descargable, repetimos el paso anterior con la etiqueta. A los usuarios agregados a esta etiqueta de interés se les envía un correo de venta 3 días después (empezamos con las ventas). Si hacen clic los lleva a la página de ventas y si no lo hacen, hacemos el remarketing necesario. Se va a la página de pago, se agrega a la etiqueta de clientes y se envía un correo de bienvenida. Con el último proceso que es el upsell se busca que los clientes compren más de una vez. Así pues, se enviarán más correos de upsell después de 4 días de la compra.

Ahora que ya sabes cómo usar adecuadamente los funnels o embudos de conversión, no dudes en implementarlos de la mejor forma en tu empresa para tener más tráfico, y por supuesto, más ventas. Si deseas conocer más estrategias de marketing digital, te invitamos a visitar y seguir de cerca la página de Shammah.